Páginas vistas en total

martes, 1 de marzo de 2011

La Asociación de Artistas Flamencos expulsada de una rueda de prensa en la Consejería de Cultura

Trasladamos a este blog la nota de Asunción Demartos, Presidenta de la Asociación de Artistas Flamencos, publicada hoy 1 de marzo, a las 21:00:


"No es necesario recordar que en un "Estado de Derecho" el pueblo soberano elige sus representantes, donde la "Democracia" se viste por bandera y la libertad de expresión debe permitirse. Parece algo esperpéntico asistir hoy en día a acciones dictatoriales y de censura. Y eso precisamente es lo que ha sucedido hoy en la Consejería de Cultura donde la Asociación Artistas Flamencos ha sido expulsada de la rueda de prensa convocada para exponer "publicamente" las nuevas medidas de "apoyo y promoción del Flamenco" en el extranjero.
Por alguna razón la AAF no fue bienvenida, y no sólo censurada en su participación, sino expulsada de un lugar público y de una convocatoria abierta.
" No has sido invitada a esta fiesta privada en mi casa" palabras textuales que han sido utilizadas para justificar la expulsión de Asunción Demartos, representante de la Asociación.
Al parecer hay que recordarles a los señores que actualmente ocupan el cargo, que esa no es su casa, es la de todos los andaluces. Y un cargo público encierra un respeto hacia el pueblo y sus necesidades.
No se puede cerrar las puertas porque los ciudadanos tengas quejas y las comuniquen.
Como comprenderán han dejado claro que tienen mucho que ocultar, vulnerando derechos fundamentales, constitucionales como es el derecho a la información y la libertad de expresión.

¿Qué tienen qué ocultar? ¿A qué tanto miedo?¿Por qué no le ha sido permitido a la AAF asistir? Hemos luchado mucho para que los ciudadanos tengan derechos y hoy hemos vivido una situacion de discriminación política y censura que no debe ser permitida en un Estado de Derecho.
Seguramente esta rueda de prensa trataba de sanear la imagen ante los ciudadanos y negar la necesidad de rectificación que pedirá la Asociación el próximo 4 de Marzo en la concentración convocada, una estrategia política para desmerecer las peticiones de los ciudadanos y en concreto de los artistas flamencos. Nuestra presencia allí limitaba su discurso ante la posible réplica.

Hoy la AAF siente indignación ante este trato vejatorio, de discriminación y falta de respeto hacia una Asociación que reivindica y persigue la dignificación de este sector profesional, El Flamenco.

Cada vez más motivos para levantar la cabeza y no dejar que nos manipules mediaticamente.

Asunción Demartos


No hay comentarios:

Publicar un comentario